• Acalasia

    La acalasia es un desorden motor poco común del esófago, que se presenta con disfagía (dificultad para deglutir) sólidos y líquidos. Se has señalado como causas la incapacidad del esfínter esofágico inferior para relajarse y la aperistalsis (falta de movimientos peristálticos) en el cuerpo. Se han hecho significativos progresos en el entendimiento de su fisiopatología. Y mas importantes en el rango de las opciones terapéuticas actuales, principalmente en el campo endoscopia tales como la inyección de la toxina botulínica (BoTx) en el Esfínter Esofágico inferior (EEI) y el advenimiento de la cirugía laparoscópica. El Dr. Octavio Rojas Díaz FACS discute la fisiopatología y la presentación clínica del acalasia así como las modalidades establecidas y las que emergen en el tratamiento. Debido a su simplicidad y un costo bajo y pocas complicaciones, la inyección de BoTx aparece como alternativa atractiva a la Miotomía de Heller o a la dilatación con globo. Se puede decir que la era moderna de la esofagologia empezó con la descripción clásica de de este desorden motor del esófago que posteriormente se conoció como acalasia. Por varios siglos la acalasia ha cautivado la atención tanto de los clínicos como de los fisiólogos por su presentación clínica y su fisiopatología y el propósito de esta revisión es actualizar los desarrollos más importantes en este campo.

    Diagnóstico

    • Endoscopía
    • Manometría
    • Esofagograma

    Tratamiento

    • Miotomía esofágica laparoscópica
  • Cirugía Anorrectal

    La región anorectal consiste en un pequeño espacio anatómico importante y altamente sensible. Esta pequeña área genera más complicaciones que muchos otros sistemas combinados. Pacientes que asisten a sus doctores casi siempre son recetados con analgésicos sintomáticos suaves, muchas veces sin una examen extenso. Yo evalúo seriamente a todos mis pacientes con patología anorectal haciendo un examen detallado incluyendo proctoscopía y sigmoidoscopía. La mayoría de las condiciones pueden ser manejadas sin cirugía o a través de simples procedimientos, otras condiciones requieren cirugía en un hospital bajo anestesia local, regional o general

    Diagnóstico

    • Proctoscopía
    • Rectosigmoidoscopía
    • Colonoscopía

    Tratamiento

    • Cirugía
    • Drenaje de los abscesos
    • Resolución de fístulas
  • Cirugía Bariátrica

    La obesidad mórbida es una enfermedad y debe ser tratada tan seriamente como cualquier otro problema médico. La Obesidad mórbida se ha definido arbitrariamente como un sobrepeso de más de 40% del peso normal, aunque esto puede variar del 25% al 70 % dependiendo de la composición corporal. La obesidad es una condición peligrosa y uno de los problemas de salud más importante en países industrializados. En primer lugar, la obesidad debe ser prevenida y tratada adoptando un estilo de vida sano, y una dieta apropiada. En muchos casos, sin embargo, cuando el peso alcanzado es excesivo y pasa de cierto nivel, estas medidas no son suficientes y la condición peligrosa no se puede solucionar permanentemente. En el caso de la obesidad mórbida, el tratamiento quirúrgico es actualmente el único tratamiento considerado eficaz en el largo plazo. Como con cualquier otra enfermedad, el tipo de cirugía dependerá de la causa. Si usted es parte del grupo de gente cada vez mayor afectada con esta enfermedad y usted desea saber el tipo más eficaz de intervención quirúrgica para su propio tipo de obesidad lea los tipos de cirugía que hay más abajo. Se estima que en México unos 10 millones de personas son severamente obesas. Las causas exactas son desconocidas pero los factores genéticos, metabólicos y/o fisiológicos juegan un papel importante. La gente que es obesa sufre de un riesgo incrementado de muchos problemas médicos incluyendo: Depresión, Arteriosclerosis coronaria y falla cardiaca, Hipertensión, Diabetes, Insuficiencia respiratoria, Complicaciones gastrointestinales (vesicular, hernia hiatal), Insuficiencia venosa, Enfermedad diverticular, Muerte prematura, Artritis en las rodillas, cadera y espina dorsal.

    Diagnóstico

    • Medición del Índice de Masa Corporal (IMC)
    • Estudios de laboratorio clínico

    Tratamiento

    • Bypass gástrico
    • Manga gástrica
    • Globo intragástrico
  • Cirugía Biliar

    La vesícula es un órgano localizado inmediatamente abajo del hígado. La Bilis es una solución excretada por el hígado hacia el intestino delgado por el conducto biliar común. En su camino se almacena en la vesícula y alcanza su destino en el intestino delgado en las comidas, cuanto esta se vacía por estímulos hormonales. La bilis facilita la digestivo y absorción de grasas y colesterol. Entre comidas la bilis queda almacenada en la vesícula. En México la mayoría de los cálculos se forman por desequilibrio entre el colesterol y otras sales biliares. lo que provoca precipitación y cristalización del colesterol. Otras causas incluyen alteraciones de la motilidad de la vesícula, aumento del calcio biliar, absorción alterada de la vesícula e infecciones. Aproximadamente el 10% de la población tiene cálculos biliares con 800,000 casos nuevos diagnosticados por año la prevalencia aumenta con la edad. las mujeres tienen más posibilidades de tener cálculos que los hombres La mayoría de los pacientes con cálculos no tienen síntomas y se denominan cálculos asintomáticos. Se recomienda la cirugía temprana en pacientes con cálculos asintomáticos, para evitar las posibles complicaciones. Muchos pacientes pueden tener síntomas como dolor abdominal superior, gases, y mala digestión, que puede mejorar después de una extirpación biliar, pacientes con estos síntomas casi siempre son recomendados para un ultrasonido que es la mejor forma de diagnosticar cálculos biliares.

    Diagnóstico

    • Ultrasonido

    Tratamiento

    • Colecistectomía laparoscópica
  • Colitis

    Colitis se define como la inflamación aguda o crónica del colon. Abarca un amplio espectro de enfermedades, desde formas leves auto limitadas hasta colitis tóxicas que pueden tener un curso fulminante. A diferencia del intestino Irritable o Colitis Irritable, hay un factor causal conocido que la provoca y puede tratarse.

    Diagnóstico

    • Colonoscopía
    • Rayos X

    Tratamiento

    • Manejo clínico
  • Diabetes

    La diabetes es un grupo de enfermedades caracterizadas por un alto nivel de glucosa resultado de defectos en la capacidad del cuerpo para producir o usar insulina. Según el informe “Panorama de la Salud 2017”, presentado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, (OCDE) casi el 16 por ciento de la población en nuestro país padece este problema, superando a naciones como Turquía -la más alta después de México- por casi por tres puntos porcentuales. La media de la OCDE entre los países, de personas que tienen esta enfermedad, es de 7 por ciento. El estudio destaca que México es de los países con “peores hábitos alimenticios” y mayor sobrepeso y obesidad en la región. Desde el año 2000, la diabetes mellitus en México es la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda entre los hombres. En 2010, esta enfermedad causó cerca de 83,000 muertes en el país.

    Diagnóstico

    • Colonoscopía
    • Rayos X

    Tratamiento

    • Cirugía metabólica
  • Divertículos

    Un intestino grueso sano (colon) es un tubo flexible con músculos. Estos músculos ayudan a desplazar la materia fecal a lo largo del colon hacia el recto (la parte más baja del colon) para expulsarla fuera del cuerpo. Con la suficiente agua y fibra la materia fecal es suave y se transporta fácilmente por el colon. Pero si la presión aumenta dentro de tu colon, pueden desarrollarse divertículos en el colon.
 Sin el agua y la fibra suficiente en tu sistema digestivo, la materia fecal se vuelve dura: La musculatura de tu colon tiene que esforzarse más para mover heces más duras por tu colon. La presión extra generada por este sobreesfuerzo, puede debilitar el recubrimiento muscular del colon permitiendo formaciones saculares llamadas divertículos. Estos ocurren habitualmente en la musculatura de la parte baja del lado izquierdo del colon (sigmoides) pero puede presentarse en cualquier parte del colon. Los divertículos tardan años en formarse y la mayor parte de las veces no dan síntomas, cuando se presentan, pueden manifestarse como calambres abdominales, o dolor, distensión, meteorismo (gases), estreñimiento, diarrea o urgencia para evacuar. En algunos casos pueden presentarse sangrado al evacuar, cuando esto ocurre debe consultar inmediatamente a su médico. La diveticulitis se presenta cuando el divertículo se inflama o se infecta. El origen de la infección es poco claro, pero es posible que se inicie cuando la materia fecal obstruye la abertura del divertículo. La infección puede conducir a complicaciones como la inflamación aguda o ruptura de un divertículo. Los síntomas generalmente son dolor abdominal, fiebre y escalofríos, los casos severos pueden evolucionar a peritonitis generalizada de la cavidad abdominal.

    Diagnóstico

    • Colonoscopía
    • Rayos X
    • Tomografía

    Tratamiento

    • Manejo clínico
    • Cirugía
  • Gastritis

    Tanto entre los médicos como entre los pacientes existe una gran confusión por la gastritis ¿Que es exactamente la gastritis? La gastritis es la inflamación de la mucosa gástrica que se presenta en respuesta a diferentes factores y el diagnostico de certeza de esta condición se establece mediante estudio endoscópico y el definitivo con el estudio histopatológico. Aunque existen diversas clasificaciones las más practica es la endoscópica y se divide en gastritis erosiva y hemorrágica, gastritis no erosiva y las gastritis distintas que no pueden incluirse en las dos categorías anteriores. La gastritis puede ser circunscrita a cierta área del estomago o a todo el estomago.

    Diagnóstico

    • Endoscopía con estudio histopatológico

    Tratamiento

    • Manejo clínico
  • Gastritis Biliar

    El contenido duodenal, bilis y jugo pancreático de carácter alcalino también causan daño a la mucosa gástrica, en cierto número de pacientes con trastornos motores del antro, píloro o duodeno, favorecen el reflujo duodenal hacia el estómago. Esta entidad es cada vez más frecuente y es común en las mujeres con extirpación de la vesícula biliar. En el estudio endoscópico se encuentra generalmente abundante contenido biliar en el estómago y en ocasiones se observa el reflujo duodenal activo hacia el estómago. El dolor después de comer es el dato más frecuente, puede acompañarse de nausea, vómito biliar, distensión abdominal y gases, puede haber mejoría inicial con terapia anti ulcerosa pero posteriormente empeora el cuadro clínico, ya que esto no neutraliza las substancias alcalinas. Estudios recientes demuestran que estos pacientes presentan aumento de la presión del duodeno lo que dificulta el vaciamiento gástrico y produce el reflujo duodeno gástrico. Actualmente tratamos este tipo de gastritis cuando no responde a la terapia con técnicas laparoscópicas de duodeno para evitar el reflujo biliar con muy buenos resultados.

    Diagnóstico

    • Endoscopía
    • Phmetría con impedancia
    • Medicina nuclear

    Tratamiento

    • Miotomía duodenal
  • Gastroenterología Avanzada

    La gastroenterología avanzada consiste en el empleo de todos los recursos tecnológicos posibles en la actualidad, para establecer el diagnóstico de certeza y ofrecer tratamientos definitivos a los padecimientos gastrointestinales ya sean agudos o crónicos, para que los pacientes obtengan el máximo beneficio de los conocimientos científicos. Va mas allá del tratamiento sintomático y brinda a los pacientes la máxima posibilidad de detección de padecimientos y la mejor oportunidad de recuperación y prevención.

    Diagnóstico

    • Panendoscopía de estómago, esófago y duodeno
    • Colonoscopía y rectosigmoidoscopía
    • Colangiopancreatografía transduodenal
    • Motilidad del tubo digestivo
    • Manometrías anorrectales, esofágicas y biofeedback anal
    • Phmetría
    • Bilitec
    • Gastroelectrograma
    • Estudio de imagenes
  • Hernias

    Una hernia comúnmente se denomina ruptura, ocurre cuando la capa exterior se debilita, deforma y distiende. La cubierta interna presiona a través de las aperturas y forma un abultamiento o protrusión llamada saco herniario. Entonces órganos tales como las asas intestinales o tejidos abdominales como el epiplón, pueden deslizares desde su posición original hasta el saco herniario. El compartimiento más grande del cuerpo humano es la cavidad abdominal, que es donde ocurre la mayoría de las hernias. Cualquier parte de la pared abdominal puede romperse. Las zonas cercanas a los orificios inguinales naturales son particularmente susceptibles para formar hernias inguinales y crurales. Las hernias umbilicales se presentan en el ombligo, las hernias incisionales se producen en viejas heridas quirúrgicas. Las hernias pueden sucederle a cualquier persona y a cualquier edad. Las hernias de los niños son casi siempre congénitas y el resultado de la debilidad de la pared en el nacimiento. En los adultos la mayoría son adquiridas, las paredes se van debilitando a través de los años. Los órganos intra-abdominales continúan presionando sobre el saco herniario produciendo aumento en el tamaño de la hernia con el tiempo. La hernia hiatal se produce en el punto que el esófago cruza el diafragma, este sitio se denomina hiato, cuando este orificio es más grande de lo habitual, permite que el estómago emigre al tórax y se acompaña de reflujo gastroesofágico.

    Diagnóstico

    • Clínico
    • Ultrasonido
    • Tomografía

    Tratamiento

    • Reparación de las hernias por laparoscopía con aplicación de malla
  • Intestino irritable

    Este síndrome de intestino irritable, es una alteración clínica crónica muy frecuente, poco entendida y que actualmente no tiene curación. A pesar de esto casi todos los médicos están familiarizados con los síntomas de esta alteración. Puede afectar inexplicablemente a cualquier persona, a cualquier edad, de cualquier sexo, y predominar en cualquier parte a lo largo del tubo gastrointestinal, siendo el lugar más común el intestino grueso, siendo esta condición denominada generalmente como colitis, colitis nerviosa, colon irritable, colitis espástica etc. Sin embargo, tal denominación resulta incorrecta ya que se ha demostrado de forma evidente que las alteraciones pueden afectar a todas las zonas del tubo digestivo, incluyendo el esófago, por este motivo existe confusión tanto entre los médicos como entre los pacientes con el termino de colitis. En el síndrome del intestino irritable se altera la motilidad intestinal sin embargo, la estructura del intestino es normal. Se manifiesta por distensión, dolor o molestias abdominales y hábitos intestinales anormales, que disminuyen la calidad de vida. Este trastorno funcional es considerado el más común de la actividad intestinal. Se presenta en todos los continentes con una incidencia muy similar. En México se calcula que el 20% de la población padece este trastorno. Dentro de las causas atribuidas al origen de los síntomas se consideran trastornos psicosociales y alteraciones de la motilidad gastrointestinal, hipersensibilidad visceral, disfunciones del sistema nervioso autónomo y anormalidades de las percepciones sensoriales y cerebrales. Recientemente se ha sugerido la activación de células inflamatorias en el epitelio del colon y en plexo nervioso (mientérico) del yeyuno, lo que supone una base inmunológica. Actualmente se está explorando a las infecciones gastrointestinales en el desarrollo de esta afección funcional. Un factor de sumo interés es el hecho de reportes de una presentación familiar y su posible origen genético. Todos estos datos analizados llevan a la conclusión de que hay una fisiopatología multifactorial, en la presentación estos trastornos funcionales del intestino. Pero aún falta definir la influencia de cada uno de estos mecanismos en cada paciente. El factor emocional desempeña un papel de suma importancia en el desencadenamiento de los accesos dolorosos y en los disturbios de la motilidad intestinal. El diagnostico de certeza es esencial para un manejo adecuado, por la diversidad de los síntomas y la dominancia de estos en cada paciente en particular. Sin embargo, casi siempre se establece después de haber excluido patologías orgánicas que pueden tener algunos síntomas similares.

    Diagnóstico

    • Clínico

    Tratamiento

    • Manejo clínico
  • Reflujo gastroesofágico

    El reflujo gastroesofágico es una enfermedad multifactorial que produce síntomas, incapacidad y daño orgánico importante al esófago, pulmón, bronquios, faringe, dientes y al estado nutricional. La causa fundamental es la incompetencia del esfínter esofágico inferior, que permiten el paso anormal de las secreciones digestivas altas al esófago. Estudios recientes demuestran que cerca del 10 al 20% de la población padece enfermedad por reflujo gastroesofagico (ERGE) severo, lo que significa que en el Distrito Federal hay de 2 a 4 millones de personas de cualquier edad o sexo con reflujo severo y el 7% padece síntomas diarios. Los síntomas incluyen agruras, regurgitación, dolor abdominal o torácico, dificultad al tragar, distensión abdominal, meteorismo y flatulencia (Gases), nausea y vómito y produce diversas enfermedades como asma y neumonías recurrentes y faringitis crónica, disminuyendo la calidad de vida. Los síntomas son causados por aumento de la exposición de la mucosa del esófago a las secreciones digestivas altas como el ácido clorhídrico o la bilis. El esfínter esofágico inferior situado en la unión del esófago y estomago actúa en una sola vía, permite pasar el alimento deglutido y evita el paso de las secreciones digestivas al esófago. La incompetencia del esfínter esofágico inferior permite el reflujo anormal de ácido del estomago hacia el esófago provocando los síntomas. Otras causas de reflujo son trastornos motores secundarios del esófago por enfermedades sistémicas y la obstrucción gástrica. La hernia hiatal es un hallazgo muy frecuente en los pacientes con reflujo, y cuando están asociados ocurren más complicaciones. Los síntomas denotan actividad y progresión de la enfermedad. Pueden causar inflamación, ulceraciones, sangrado y finalmente cáncer. El Reflujo clásicamente ha sido tratado con medicamentos que disminuyen la acidez y que vacían más rápido el estómago. Aunque puede haber mejoría de los síntomas, el reflujo continúa, menos ácido, pero persiste, ya que los medicamentos no recuperan la competencia del esfínter esofágico inferior. Esto indica que la enfermedad por reflujo no cura espontáneamente y los medicamentos y medidas dietéticas tendrán que tomarse de por vida, para evitar la progresión de la enfermedad y las complicaciones. En resumen, la enfermedad por reflujo es un padecimiento crónico, que no se resuelve espontáneamente, que empeora con el transcurrir del tiempo y que está ligado a uno de los canceres más agresivos del tubo digestivo. Estos hechos en conjunto con un mejor entendimiento de la enfermedad y estudios que aumentan la precisión diagnóstica, como la Phmetría y la manometría, han puesto de manifiesto que el tratamiento quirúrgico laparoscópico es la mejor alternativa para los pacientes con reflujo que no han sido controlados con fármacos, o que tienen recurrencia al dejar el tratamiento o cuando el reflujo presenta complicaciones. La cirugía cura definitivamente el reflujo y los pacientes pueden volver a su vida normal sin medicamentos ni dietas. ``en pacientes con complicaciones del reflujo gastroesofágico. La cirugía es significantemente más efectiva que la terapia medica en mejorar síntomas, signos endoscópicos y progresión de la Esofagitis`` La operación tradicional para el reflujo ha sido ejecutada por años, sin embargo, el avance en óptica y vídeo condujeron al abordaje laparoscópico permitiendo una cirugía más precisa a través de pequeñas incisiones y con mínimo dolor, rápida recuperación, menos días de hospital y excelentes resultados cosméticos. En un término de 7 días el paciente vuelve a sus actividades normales. Antes de la cirugía es importante establecer el avance de la enfermedad y la presencia o no de complicaciones mediante estudios.

    Diagnóstico

    • Endoscopía
    • Manometría
    • Phmetría
    • Clínico
    • Quirúrgico

    Tratamiento

    • Funduplicaturas laparoscópicas anti-reflujo
    • Miotomías laparoscópicas anti-reflujo
  • Emergencias

    Si requiere atención de urgencia fuera de nuestros horarios de atención, favor de llamar al números de emergencias.
    MÁS INFORMACIÓN
  • Horarios de apertura

    • Lunes a viernes - Hospital ABC
      10.00 - 13.00
    • Lunes a Viernes - Col Del Valle
      16.00 - 20.00
    • Sábados - Col Del Valle
      10.00 - 13.00
  • Promoción

    Menciona nuestro sitio web al hacer la consulta y obtén un 10% de descuento.

Agendar una cita

Lo imposible ya se ha hecho lo imposible se hará.

— Julio Cesar