Calidad, Ciencia, Arte, Tecnologia y Atencion personalizada en Cuidados Quirurgicos

Blog del doctor Octavio Rojas Diaz, especialista en Gastrocirugia y Laparoscopa avanzada, diagnostico de certeza, tratamiento definitivo.

Helicobacter pylori

o_helicobacter-pylori
Desde que en 1983 se produjo el descubrimiento de la existencia en los seres humanos de la infección causada por Helicobacter pylori, se han efectuado en diferentes localizaciones estudios epidemiológicos sobre la misma. Algunos han tenido como finalidad determinar la prevalencia de la infección, identificar factores de riesgo que pudiesen participar en su adquisición y detectar el modo de transmisión.  De esta forma, se ha estimado que esta infección afecta al menos al cincuenta por ciento de la población mundial, con mayor prevalencia (80-90%) en los países menos desarrollados y menor prevalencia en los más desarrollados (30- 50%). Estas notables diferencias posiblemente puedan explicarse por una mayor facilidad para el contagio de la infección en poblaciones que reúnen ciertas características, como peor higiene y hacinamiento, la calidad del agua potable. El mecanismo exacto de transmisión de esta infección se desconoce, probablemente se produzca a través de diferentes rutas, como ingesta de agua, alimentos, saliva, caries etc. lo que permitiría al microorganismo una enorme capacidad para diseminarse. Se ha estudiado la asociación entre la infección y diversos factores considerados de riesgo para su adquisición, con resultados a menudo inconsistentes, impididiendo establecer definitivamente asociaciones con las variables analizadas. Lo más importante de este descubrimiento es que ha revolucionado el mundo de la Gastroenterología por su implicación en diversas enfermedades digestivas humanas. Ya en la descripción inicial, sus descubridores Warren y Marshall mencionaban el hallazgo casi constante de una gastritis crónica en presencia de la infección, y además apuntaban la posibilidad de su participación en la génesis de enfermedades del estómago como la gastritis,  úlcera péptica o el cáncer gástrico. Como resultado de las ulteriores investigaciones efectuadas, se ha demostrado que Helicobacter pylori origina en la mucosa gástrica de todos los infectados una gastritis crónica, y en algunos sujetos puede causar úlcera péptica, adenocarcinoma gástrico o linfoma gástrico. Mientras que para la mayoría de los casos de cáncer gástrico seguimos sin disponer de una terapia curativa, el beneficio logrado para los casos de úlcera péptica ha sido espectacular, pues se ha conseguido una drástica disminución de esta enfermedad, al eliminar la infección mediante un tratamiento médico de fácil administración. combinando antibióticos con un inhibidor de la secreción gástrica.