Calidad, Ciencia, Arte, Tecnologia y Atencion personalizada en Cuidados Quirurgicos

Blog del doctor Octavio Rojas Diaz, especialista en Gastrocirugia y Laparoscopa avanzada, diagnostico de certeza, tratamiento definitivo.

MAYO, MES DE LA SALUD HEPÁTICA

hiado

“MAYO, MES DE LA SALUD HEPÁTICA: EL COMPROMISO CON EL PACIENTE, UN ENFOQUE GLOBAL”
Las enfermedades del hígado se muestran ante nosotros como uno de los desafíos más formidables que tendrá que enfrentar nuestra sociedad en las próximas décadas. Actualmente, están poniendo en aprietos a los sistemas de seguridad social de todas las naciones del orbe.
Las hepatitis virales B y C, el hígado graso no alcohólico, entre otros padecimientos del hígado, y sus consecuencias crónicas como son la cirrosis, el hepatocarcinoma, la encefalopatía hepática y el trasplante de hígado, por citar sólo unos ejemplos, las han convertido en un serio problema de salud pública.
Situación que se complica debido al hecho de que muchos de los pacientes también padecen de comorbilidades como diabetes, fibromialgia, depresión, desnutrición, obesidad, problemas renales, dermatológicos, endocrinológicos, inmunológicos, etc.
En este sentido, la educación de los pacientes en su enfermedad, los tratamientos que deben seguir y el apego al mismo, es fundamental para obtener mejores posibilidades de éxito en el control o cura; y es aquí en donde el concepto de atención integral del paciente toma una gran relevancia; la cual incluye no sólo aspectos médicos sino también actividades culturales y artísticas para un completo cambio estilo de vida.
“Piensa global actúa local”
La frase anterior es poderosa. Actualmente en cada uno de nuestros países poseemos una vasta experiencia en temas de salud hepática adquirida con gran esfuerzo y dedicación tanto por parte de la comunidad médica, la industria farmacéutica y de los grupos de apoyo de pacientes. Dicha experiencia aplicada desde una perspectiva global, puede ayudar a establecer planes de acción de acuerdo a las circunstancias de cada una de nuestras naciones, que permitirían prevenir muchas de las complicaciones hepáticas de los pacientes y detectar a tiempo a un número mayor de personas que desconocen su situación médica, como es el caso de la hepatitis C.
Situaciones económicas, políticas y culturales están entre los factores que entorpecen una acción pronta y planificada. Sin embargo, estamos convencidos que la unión hace la fuerza y dicha fuerza proviene de la riqueza de ideas, experiencias y opiniones generadas de la diversidad de nacionalidades involucradas en esta batalla por la salud de nuestros pueblos. Sin olvidar los constantes avances técnicos y científicos que se realizan en el fascinante mundo de la medicina.
Involucra un cambio de paradigma para presentar soluciones viables a largo plazo. Requiere además de una valorización del trabajo, un mayor acercamiento y aprovechamiento de la gran experiencia que poseen los grupos de pacientes a nivel mundial, a fin de cuentas, son sus miembros y sus familias quienes se enfrentan día a día a la enfermedad, muchas veces en circunstancias realmente difíciles, y quienes han aprendido en su continua lucha con la enfermedad cuándo una terapia funciona o no, la gran importancia de una nutrición clínica y el invaluable apoyo de las enfermeras, cuáles son las mejores condiciones para aplicarlas e incluso cuáles terapias alternativas son válidas opciones complementarias cuando la terapia tradicional falla.
Mayo ya es considerado a nivel mundial como el mes de la salud hepática. Prevención, detección oportuna y tratamiento integral son la clave para una adecuada atención médica. La agenda es ambiciosa pero puede lograrse si trabajamos en equipo, con objetivos claros. Tenemos la preparación, la inteligencia, la experiencia y el compromiso para lograrlo.
Vivimos en un momento histórico. Las redes sociales nos han mostrado, una vez más, que las barreras sólo existen en los mapas, y la salud hepática es una buena razón para recordarnos que todos pertenecemos a una gran familia que se llama humanidad.
Colaboremos y trabajemos juntos como la sociedad global que somos, las generaciones futuras nos lo agradecerán.
ANTONIO OÑATE