Propiedades antiinflamatorias descubiertas con el uso de metformina

En un artículo publicado el 23 de marzo de 2013, en la revista Cell Aging, los investigadores de la Universidad de Montreal informaron que la metformina, un medicamento utilizado para tratar la diabetes, disminuye la producción de citoquinas inflamatorias, que cuando son producidas en exceso, resultan en inflamación perjudicial que aumenta el riesgo de cáncer y otras enfermedades.

El Departamento de bioquímica de la Universidad de Montreal y sus colaboradores descubrieron que la metformina inhibe la expresión de genes que codifican un número de citoquinas inflamatorias observadas durante la actividad celular. Las células normalmente secretan estas citoquinas inflamatorias cuando se necesita una respuesta inmune a la infección, pero la producción crónica de estas mismas citoquinas también pueden provocar en las células del adulto mayor una inflamación crónica como la inducida por fumar. La conclusión es que la metformina podría prevenir la producción de citoquinas inflamatorias en las células viejas es un avance significativo. Los investigadores descubrieron pruebas de que la metformina bloquea la actividad del factor de transcripción conocido como factor nuclear kappa beta (NF-kB), que está implicada en la inflamación. Los genes que codifican las citoquinas son normales, pero una proteína que normalmente provoca su activación llamada NF-kB no puede llegar a ellos en el núcleo de la célula, en las células tratadas con metformina. También encontraron que la metformina no ejerce este bloqueo por sus efectos antidiabéticos. Este es un hallazgo importante con implicaciones para nuestra comprensión de cómo el organismo normal se defiende de la amenaza del cáncer y como una droga muy común y segura puede ayudar en el tratamiento de algunos tipos de cáncer y quizás retrasar el proceso de envejecimiento”.

Leave a reply